CCA Logo Lider mundial en educación ayurvédica
Skype: EscuelaAyurveda

Salud en todas las edades

Todas las corrientes de la vida, como las estaciones del año, son un ciclo perpetuo en donde lo que es normal (sano) de hoy desemboca en lo que es normal (sano) para el mañana. La salud no es una manera estática del ser, sino una expresión dinámica que fluye del bienestar óptimo.

Al comienzo de nuestra vida, desde el nacimiento hasta la pubertad, nuestros cuerpos están creciendo rápidamente. Nuestra fisiología está diseñada para ayudarnos a conseguir un cuerpo completo y fuerte al crecer. Durante esta primera fase de la vida, Ayurveda define la salud como la formación de los tejidos sanos del cuerpo. Durante este período, el cuerpo necesita que los alimentos sean muy nutritivos. Estos alimentos deben ser pesados y contener abundancia del elemento tierra, tales como la leche, los frutos secos y los granos; los cuales son muy importantes porque que apoyan la construcción del tejido corporal. Sin embargo, el exceso de estos alimentos contribuye a fortalecer el exceso de tejido. Por eso algunos niños tienen sobrepeso. Por lo que es importante que los niños aprendan a no excederse. Aún así, rara vez, las comidas pesadas de alta calidad hacen que los niños sufran de sobrepeso. Más bien, es la comida chatarra y pesada uno de los principales responsables, junto al helado y los dulces, que aunque sean ricos en elemento tierra son los culpables del aumento de peso. El elemento tierra acumula tejido. Durante la infancia, es importante elegir las formas saludables del elemento tierra que serán consumidas y llevadas al cuerpo.

Ayurveda describe la segunda fase de la vida como el tiempo de acción y servicio. Es durante esta fase que empezamos a contribuir a la sociedad. Después de haber sido debidamente alimentados de niños, nuestros cuerpos y mentes son capaces de realizar de sus trabajos de manera óptima. Durante esta fase, cuando el cuerpo deja de crecer hasta la jubilación (50 años de edad fisiológicamente) la salud se define como la capacidad de prestar servicio sin obstrucción. Por lo tanto, un individuo sano no debe verse afectado. Estas personas son plenamente capaces de expresarse sin las limitaciones de un reto físico o psicológico. Con el fin de ser saludable a esta edad, es importante tener un deseo fuerte de ser útil. De esta manera, la persona está fluyendo con los ritmos de la naturaleza. Con el fin de sostener el cuerpo, es importante reconocer que ahora necesita menos alimento ya que los tejidos del cuerpo no están en crecimiento. Durante esta fase de la vida, es muy importante tomar porciones más pequeñas durante las comidas. El hecho de no hacerlo resultará en la ganancia de peso a mediana de edad. Como la mayoría de la gente se encuentra comiendo en exceso durante esta etapa, es importante tener una mayor cantidad de alimentos saludables, pero más ligeros. También, durante esta fase, la proporción de verduras y frutas debería aumentar en la dieta.

La tercera y última fase de la vida es el tiempo de reflexión. Durante esta fase, tenemos la oportunidad de reflexionar sobre la vida que hemos vivido y lo que hemos aprendido. Si somos muy afortunados, tendremos la oportunidad de compartir lo que hemos aprendido con otros en el papel de maestro mayor. En ausencia de esta oportunidad, una persona puede pasar tiempo en la meditación, la contemplación y realizar trabajo voluntario ayudando a los que aún están en su segunda fase de la vida. Los abuelos también pueden ayudar con los nietos liberando a los padres para que puedan desempeñar otras funciones. La salud en esta fase de la vida se define como tener la capacidad de reflexionar. Durante esta fase de la vida, los tejidos del cuerpo empiezan a deteriorarse. Esto es natural. También es un tiempo de preparación para la transición final. Para prolongar la vida, es importante apoyar el tejido nutritivo comiendo alimentos ricos en el elemento tierra. Esto no se hace con el fin de cultivar tejidos nuevos, sino más bien para mantener lo que ya existe y ralentizar el proceso de envejecimiento. Es natural que el apetito tienda a disminuir durante esta fase. Por lo tanto, se debe comer pequeñas cantidades tres a cinco veces por día. Comer demasiado resultará en aumento de peso y traerá consigo los problemas de salud asociados. Pero también comer muy poco se traducirá en pérdida de peso, lo que acelera el deterioro y la desaparición definitiva del cuerpo.

Según el Ayurveda, durante la primera fase de la vida se está más expuesto a condiciones mucosas causadas por tomar demasiados alimentos chatarra En la segunda fase de la vida se es más propenso a las enfermedades de la tensión a medida que se trabaja duro para lograr las metas. Durante la tercera fase de la vida, se es más propenso a las enfermedades de deterioro. Que se aceleran más por vivir sin armonía durante la vida.

La primera fase de la vida es un tiempo de aprendizaje, siendo la actividad ideal para los niños y la sociedad en general y estando en ritmo con este aspecto de la naturaleza. No obstante, es el momento ideal para animar a los niños con insistencia y los más pronto posible para que hagan actividades de servicio. En pocas palabras, los niños no deben trabajar por dinero sino por la experiencia. Es mejor si la motivación para trabajar proviene de un deseo de servir en lugar de ser recompensada. El niño que se cría en armonía con el ritmo de la naturaleza está mejor preparado para entrar en la segunda fase de la vida.

La segunda fase de la vida es un tiempo de servicio. Es el momento en que los adultos jóvenes eligen una carrera. La preparación del niño es crucial para que crezca sano y energético con el deseo de estar al servicio de su comunidad. Los adultos jóvenes sanos están motivados a expresarse en el mundo y, al hacerlo, contribuyen a la vida de los demás. El adulto joven y sano está dispuesto y listo para trabajar duro.

Algunos jóvenes no están preparados estando en la segunda fase y requieren de un mayor desarrollo. Al retrasar su entrada en la fuerza laboral (fuerza de servicio), el adulto joven está tratando de permanecer en la primera fase de la vida, una etapa cómoda donde son atendidos. Desde una perspectiva ayurvédica, esto es síntoma de un desequilibrio y no es ideal ni sano. Siendo así, el niño que no ha sido adecuadamente preparado durante la primera fase, aún con los beneficios de la preparación, continuará en la entrada de la fuerza de trabajo al no estar listo.

La tercera fase de la vida es un momento de reflexión. Si un anciano se ve obligado a trabajar en sus años más tardíos, la consecuencia será un sufrimiento adicional. Si trabaja duro después de la edad de 65 años está fuera del ritmo de la naturaleza. El tiempo de reflexión se retrasa y puede haber poco tiempo para enseñar y compartir lo que ha aprendido. Un cuerpo que trabaja duro en los últimos años se deteriorará con mayor rapidez. Es hora de que la sociedad apoye a nuestros ancianos y provea para ellos, por lo menos, las necesidades básicas que les permitan la reflexión y el compartir. A cambio, nuestros mayores se convierten en nuestros maestros.

Ayurveda es una ciencia de entender las leyes de la naturaleza. Ellas no son negociables. Si vivimos en armonía con la naturaleza, entonces aprovechamos los beneficios de una buena salud. Si no lo hacemos, sufrimos. El paso por nuestra vida es tan solo una de las leyes de la naturaleza. Los que viven una vida al ritmo de la naturaleza según su edad y si lo hacen con gracia, tienen una gran paz mental. El conocimiento de los ritmos de la naturaleza puede ayudar a guiar a cada uno de nosotros para encontrar satisfacción y la salud en todas las edades.

Acerca del autor

HalpernEl Dr. Marc Halpern, D.C.,C.A.S.,P.K.S. (ayurvedacharya), es uno de los pioneros de la medicina ayurvédica en Occidente y es considerado como un gran profesional y maestro de la medicina ayurvédica en los Estados Unidos. También es uno de los pocos occidentales reconocidos en la India como una autoridad en la medicina ayurvédica. Recibió el reconocimiento como mejor médico ayurvédico en la India. Un pilar en el desarrollo de la profesión en Occidente, es el cofundador de la Asociación Nacional de Medicina Ayurvédica en la cual prestó su servicio como consejero del Comité Nacional de Medicina Ayurvédica desde sus inicios en el año 2000 hasta el 2005. Asimismo, es cofundador de la Asociación de California de Medicina Ayurvédica. El Dr. Halpern es Doctor en Quiropráctica con posgrado en Medicina Holística. También ha estudiado con muchos notables maestros en la India y en los Estados Unidos.