CCA Logo Lider mundial en educación ayurvédica
Skype: EscuelaAyurveda

Ayurveda y la depresión

Enfoques ayurvédicos para el tratamiento de la depresión por Laura Perlin.

La depresión es una gran epidemia de la salud, que afecta entre un 10 y un 15% de la población del mundo occidental. Aunque casi todas las personas han experimentado depresión hasta cierto punto como un sentimiento de extrema tristeza y melancolía, cada vez más personas son diagnosticadas y reciben tratamiento clínico para la depresión (un trastorno del estado de ánimo caracterizado por la tristeza, la ira o la frustración que dura semanas, meses o años y que interfiere con las habilidades para trabajar, ir a la escuela y desempeñar las funciones de la vida cotidiana normal).

La depresión se diagnostica por la presencia continua de algunos o todos los siguientes síntomas que se manifiestan continuamente y con tal gravedad, que interfieren con las funciones de la vida cotidiana:

• Visión negativa del mundo, actitud negativa, desesperanza o pesimismo

• Desamparo o baja autoestima

• Tristeza

• Agitación, inquietud, irritabilidad o ansiedad

• Cambios en el apetito, aumento de peso o pérdida de peso

• Dificultad para concentrarse

• Fatiga o energía baja

• Sentimiento de inutilidad, odio a sí mismo o culpa

• Retracción o aislamiento

• Dolor de cabeza, dolor de estómago o alteración digestiva

• Pérdida del interés o de placer en actividades que alguna vez fueron disfrutadas

• Tendencias suicidas o preocupación por la muerte

• Insomnio o sueño excesivo

• Empeoramiento de una enfermedad crónica ya existente

Ayurveda tiene un enfoque muy diferente de la depresión que proviene de una comprensión radicalmente diferente de la mente. En la medicina occidental, la comprensión de la mente se limita a menudo a la función de los procesos bioquímicos del cerebro, un órgano que en sí mismo es poco comprendido. Aunque la conciencia, el pensamiento, la emoción y el sentimiento son todos reconocidos como realidades universales de la experiencia humana, la medicina occidental carece de un marco cohesivo funcional para trabajar con estos aspectos del ser humano. Ayurveda tiene mucho que ofrecer en este aspecto. Al proporcionar una teoría compleja del ser humano y de la salud, así como una metodología holística de la curación y la transformación de la conciencia, la psicología ayurvédica ofrece muchos enfoques para la comprensión y el tratamiento de la depresión.

La psicología ayurvédica nos ofrece el lenguaje de las tres gunas: sattva (claridad), rajas (actividad) y tamas (ignorancia) para describir el estado de la conciencia de una persona. El estado de los gunas se refleja en la mente y el estilo de vida. A medida que una persona evoluciona de la ignorancia a la comprensión, y desde la comprensión a la conciencia trascendente, el estado de la mente y las acciones de la persona reflejan esta evolución. El cultivo de sattva es de gran importancia para mantenerse por encima de los dramas y la negatividad de la mente. La esencia del tratamiento de la depresión y de todas las enfermedades mentales es pasar de tamas a rajas, luego de rajas a sattva y finalmente trascender sattva enteramente, a medida que la mente se libera de los lazos de la identidad individual de ego.

La meta de Ayurveda es el uso correcto de la mente y para esto tiene una variedad de métodos de tratamiento incluyendo dietas, hierbas, mantras, pranayamas y terapias de panchakarma.

Los problemas de salud mental están presentes en las formas de los tres doshas: vata, pitta y kapha. Las enfermedades mentales de todo tipo se abordan en los textos clásicos bajo la categoría de la locura (unmada), que se presenta en diferentes formas según el dosha afectado.

Para el tratamiento de la depresión se debe restablecer una relación armoniosa con los ciclos de la naturaleza. Las rutinas saludables incluyen despertarse por la mañana al amanecer y evitar un ritmo de vida acelerado ya que esto crea ansiedad y perturba la mente. Los alimentos deben estar frescos, libres de residuos químicos, bien preparados, y deben consumirse conscientemente. Las especias sáttvicas como el jengibre, el cardamomo y la albahaca abren la mente y el corazón. Las fórmulas herbales son fundamentales para iluminar el camino hacia el crecimiento y la curación. El consumo de ghee construye ojas y se recomienda para aquellos que sufren de enfermedades en relación con el deterioro de la inteligencia y la memoria. Los hábitos alimenticios saludables incluyen estar sentados al comer, descansar después de las comidas para digerir los alimentos, masticar todos los alimentos hasta una que tengan una consistencia uniforme y comer sin ningún tipo de distracción ya sea música o televisión. La hora de acostarse debe ser alrededor de las 10 pm para evitar el desequilibrio de vata. Se recomienda la práctica diaria de asanas, pranayama, mantras y meditación para aumentar sattva. Adicional a las recomendaciones anteriores para la depresión, se recomienda el tratamiento de panchakarma, la práctica de pranayamas, mantras, pratyahara, terapia de color y aromaterapia, siempre bajo la supervisión de un profesional.

Ayurveda ofrece muchas herramientas en la curación de la depresión, y como una ciencia antigua y en evolución está abierta a la expansión y la utilización de nuevas tecnologías y métodos. El camino hacia una salud perfecta se aborda como un viaje de desarrollo espiritual, una filosofía que sana no sólo al individuo, sino que también tiene repercusiones positivas en toda la sociedad.

Basado en el artículo Ayurvedic Approaches to the Treatment of Depression: By Laura Perlin